¿Te sangran las encías?

By 23 febrero, 2012Salud dental

¿Qué es la gingivitis o enfermedad de las encías?

La gingivitis es una inflamación de las encías que puede avanzar hasta afectar el hueso que rodea y sostiene a los dientes. Esta causada por bacterias que al formarse sobre los dientes crean una película transparente y pegajosa. Si no se elimina diariamente con el cepillado y el uso del hilo dental, la placa se acumula y las bacterias pueden infectar no sólo la encía superficial y los dientes, sino también el tejido gingival y el hueso que sostiene los dientes. Esta puede ser una causa de que los dientes se aflojen, se muevan y se caigan



¿Cómo saber si tengo gingivitis? 
Los signos y síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan. Otro signo es que las encías han retrocedido de los dientes, lo que da una apariencia alargada a los dientes. Algunas personas pueden experimentar mal aliento o mal gusto

¿Cómo se previene la enfermedad de las encías? 
Las primeras etapas de la enfermedad, por lo general, pueden revertirse con el cepillado correcto y el uso apropiado del hilo dental. Una buena salud bucal ayudará a evitar la formación de placa.
Una limpieza profesional llevada a cabo por el dentista o el higienista es el único modo de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro.
Mediante la programación de revisiones periódicas, la enfermedad de las encías en sus primeras etapas puede tratarse, antes de que se transforme en un trastorno más serio



Hay tres etapas de la enfermedad de las encías:

1ª Gingivitis: 
Es una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa en el borde, la cual, al no ser eliminada por el cepillado y el uso diario del hilo dental, produce toxinas que irritan el tejido gingival. Puede observarse sangrado durante el cepillado, al usar el hilo dental o incluso de manera espontánea. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede se puede curar.

2ª Periodontitis:
En la periodontitis encontramos la reabsorción ósea, reabsorción gingival, pérdida del ligamento periodontal y movilidad dentaria causada por la presencia de placa dura en la superficie dental. Mientras mayor sea el tiempo de la placa dura en la superficie del diente, mayor será la reabsorción, estos daños son irreversibles. Los grados de reabsorción ósea son de dos tipos: vertical y horizontal. La periodontitis provoca movilidad dentaria a causa de la reabsorción ósea.

3ª Periodontitis avanzada. 
En esta etapa final de la enfermedad, se destruyen las fibras y el hueso que sostiene los dientes, lo que hace que los dientes se desplacen o se aflojen. La mordida puede verse afectada y, si no se realiza un tratamiento adecuado, puede suceder que el dentista tenga que extraer los dientes o que los dientes se caigan por si mismos. 

Cepillado correcto de los dientes

CLINICA10 _ Por tu Sonrisa
Castalla
965 56 14 13 - info@clinica10.es
Playa de San Juan
965 295 597 - infoplaya@clinica10.es